viernes, 6 de febrero de 2009

Leandra



Cada noche me sueño contigo,
con tus ojos vivaces y tus labios temblorosos
como queriendo decir papá.

Con tus manitas aterciopeladas,
tu piel tersa que tocar mis manos
esperan ansiosas
y no dejo de pensar en el ángel de tu presencia.

Sé que a mis dos perlas y a tu madre de tu paz llenarás.
Ahora escucha mi voz antes de nacer,
porque quiero ser padre
de nuevo.

Leandra, con las golondrinas vuelas en mi mente
y espero oír tu voz.

lpo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El blog eliminó los dibujos, favor reestablecer