martes, 10 de marzo de 2009

! Qué Lío !




Enredados amores,
nudo apretado con manos ansiosas,
con la sutil savia de una boca salvaje
y apretones en la piel.

Imposible olvidar la soga de coronarias,
los bypasses de alivio
y prácticas de primeros auxilios,
boca a boca,
aliento con aliento,
rodilla con rodilla,
y el único sonido de dos corazones.

Hilo de sisal ensortijado en mis sentidos,
cabulla elástica,
saco quimérico que nos contiene.
Tornado estacionario,
amarrado con nubes de tela secándose a pleno sol.

Nadie me puede sacar de este lío
y que no es de ropa.

lpo.

viernes, 6 de marzo de 2009

Lo Juro.



Juro por ella
cuando se desviste de labios su sonrisa,
desnuda atrapa mi sosiego
y desembocan en mi boca sus besos
y las perlas se suman.

Juro por ella
cuando el monte cubre su cuerpo,
codornices salvajes vuelan de sus manos,
la lluvia es insistente, profusa
y el arroyo no cesa su canto.

Juro por ella
cuando el otoño vence al estío,
las hojas se tuestan de envidia
y de luz se pintan las montañas
y al amor no se le quita la sed,

lo juro.

lpo.

La Beso.



La beso sobre nubes perezosas, 
en el tiempo derretido en mi reloj, 
rectangular, 
a prueba de agua.

En la tarde desprovista de luces, 
entre estrellas amotinadas, 
en una noche de sin rubor,

la beso con mi astucia de serpiente.

En los rieles que conducen sus sueños, 
en el abismo que cubre su cama, 
en el silencio tallado en sus senos, 
en una boca ahogada en desgano.

La beso en sus besos 
cuando sus labios respiran en los míos.

lpo.

Primavera.



El polvo dormita entre espadas de sol,
afiladas.

El azul del cielo, brillante,
molesta a la vista como lámpara de mercurio.

Inesperadas golondrinas llueven
sobre bocas sedientas y la tierra,
inundada de espera,
pinta su rostro con nubes derretidas.

Se aleja la nostalgia.
La vida muere por vivir.

Las flores desnudas se van de parranda con la codicia y la miseria.

Una ventana de luz se abre,
es temprano en la mañana
y la noche es hiedra florecida en mi rostro.

lpo.