martes, 26 de mayo de 2009

Experto Malabarista.



Ante tan repentino éxtasis me sentí en el aire,
lleno de lo que a mis piernas le faltaban.

Entonces me aferré a dos redondas protuberancias,
erguidas,
firmes,
sus senos.

Me sostuve unido,
amorosamente, a la sensual escultura de venus.

lpo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El blog eliminó los dibujos, favor reestablecer