viernes, 15 de octubre de 2010

33



Bajo tierra están mis ilusiones a setecientos soplos de aire puro, dormidas, hirientes, perdidas en la profundidad del abismo. Como pájaro con sus alas dobladas respirando su angustia.
Bajo tierra están mis pesares y mis alegrías tiznadas de desaliento, pero arriba está la estrella polar, el norte hacia donde late mi corazón.
Arriba el mundo con sus manos unidas, sosteniendo el aliento sesenta y nueve veces. Allí está Chile enterrando su desesperación. ¿Quién dijo que teníamos miedo?
!Viva Chile!

lpo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El blog eliminó los dibujos, favor reestablecer