jueves, 29 de septiembre de 2011

Exvoto.



En su pecho
aún se anidan mis plegarias,
expuesta está la ofrenda de mi obcecación.

Sí, ahí, colgando de sus sentimientos
danzan los latidos de mis poemas,
mis tatuadas entregas,
el bosquejo de mis angustias,

porque lo que le está sobrando a su corazón al mío le hace falta.

lpo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El blog eliminó los dibujos, favor reestablecer