viernes, 21 de octubre de 2011

Ocaso.



La lumbre transparente
del astro
se derrama en pétalos de fuego,

enchumbando prados de arcilla y lino.

La colina, en cueros, y el agobio
de una tarde disgustada
esperan con resignación que la noche
se embarace

y dé a luz un nuevo sol.

lpo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

El blog eliminó los dibujos, favor reestablecer