jueves, 24 de noviembre de 2011

Corazón Terco.



Me gusta el misterio de la luna suburbana 
porque es ecuánime y sincera.
Me gusta la altanería de la rosa 
porque disimula sus espinas.

Me gusta la voz en susurro 
porque no dice lo que verdaderamente siente.
Me gusta el mutismo del silencio 
porque refleja la certeza de lo callado.

Me gusta el secreto develado 
por las dudas que siempre esconde.
Me gustan sus mentiras, 
son razonables, 
son tristes, 
porque están desnudas como nube solitaria bajo el sol, 
como gota sin caer.

Lo sé como lo sabe la distancia, 
el destierro y las golondrinas, 
menos mi corazón.

lpo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El blog eliminó los dibujos, favor reestablecer