lunes, 28 de noviembre de 2011

Kama Sutra.



Divinas malicias hurgan mis sentidos con destreza,
en dosis de paciencia desmedida
y en exótica fragancia vestida de lino.

El calor de una afrodisíaca mirada tuesta mi piel,
sublime mezcla de veneno y labios,
lengua de serpiente domesticada.

Embriagante esencia oriental en su boca,
jengibre y grana en su cristalino manantial.

Sus poemas en sánscrito me excitan,
me ilumina con sus practicas tantra
y con sus mágicos influjos de amor.

lpo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El blog eliminó los dibujos, favor reestablecer