jueves, 1 de diciembre de 2011

Tenemos Que Hablar.



Tenemos que hablar sobre lloviznas que colman aguadas,
rebosan bordes,
anegan tierra en barbecho.

Como adultos,
sin asomo de rencores,
sin tapujos,
sin máculas,
sin alegres conjeturas.

Tenemos que hablar sobre la etérea palidez de nuestro cielo,
odios, intrigas,
sutil infamia, vil hipocresía
y esa delicada membrana de menosprecio e injuria
en nuestro iracundo silencio.

Sobre nuestro abismo y el carmesí de unos labios
empapados de mentiras,

recurrentes.

lpo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El blog eliminó los dibujos, favor reestablecer