martes, 15 de mayo de 2012

Gotas.



Gotas elásticas, tímidas, deshidratadas,
no quieren caer.
Se deslizan lentamente por un sendero vacío, tenebroso, 
camino del ocaso. 

Gotas temerosas, descoloridas, flácidas, turbias, 
mensajeras de miserias y de la mugre,
precipitadas en la inconsciencia.

Como diluvio; no de lluvia, no de mar, no de río, no en cascada.

Sólo gotas heridas por la avaricia y el desenfreno, 
como lágrimas de sangre incolora 
en los ojos de mirada pasmada, atónita, 
de aquel hombre clavado a una cruz.

Gotas de angustia, perdón y olvido. 

lpo.

Piel vestida de madrugada lluviosa, resbaladiza, saboreando un rocío triste, melancólico, arraigado en el tiempo, envejecido.
Entonces… ¿para qué dejarse aconsejar del rencor?...lpo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El blog eliminó los dibujos, favor reestablecer