martes, 15 de mayo de 2012

Una Página De Mi Diario.



El día no se quiere levantar,
no soporta el reumatismo.
Las noches vacías, de resaca excesiva y eterna,
ya imponen sus efectos.

Aquellas lluvias trajeron estos lodos.

No tiene planes, el alba se quedó sin brillo.
Las horas no vuelan 
y el sol enjuga sus lágrimas.

Pero a nadie le importa, 
ni al frío, ni al dolor, 
ni al pesado yunque del silencio.

Mi toalla está ahogada en hastío, 
el lado izquierdo de mi cama está planchado.

¿Sería buena consejera la soledad?

Ahora la mañana sonríe 
mientras me tomo una taza de café caliente,

buenos días.

lpo.

Cada día es un reto fácil…sólo tenemos que aprovecharnos de sus defectos... lpo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El blog eliminó los dibujos, favor reestablecer