domingo, 5 de agosto de 2012

Entrega.



Entrégame tu aliento en soplos,
en pequeñas bocanadas,
como gotas de rocío

fragmentado.

Llueve sobre mi sequía
en chorros de luciérnagas amotinadas
y dame cada respiro como latidos de corazón

en rezago.

Entrégame tus ausencias, tus abundancias,
con la impaciencia del que no tiene prisa
y con esa forma tan tuya

de amar.

lpo.

sábado, 4 de agosto de 2012

El Accidente.



Pista de labios,
cerrada curva
de una cintura

sin señales de tránsito.

Cocuyos sobre ruedas voladoras,
parabrisas fluorescente en destellos
insinuantes.

El tiempo cabalga fuera de control
remolinado en mi cabeza.

Toda una aventura comprimida
en un chip,
desde el primer frenazo

hasta el accidente.

lpo.

Deseos.



Quiero estar en la densa prisión
de su soledad,
en la desesperante mutis de su voz
y en los inmóviles giros de su danza

bailando en la amplitud de un mosaico.

Quiero ser el cercano espacio de su lejanía,
la clara visión de su ceguera
y las letras no escritas de su poética

Estar en la tangible realidad de sus
sueños, en su voz entrecortada,
como roce de murmullos.

Quiero ser la única nota discordante
de su canto.

lpo.

Dudas.



Mi corazón dobló
por la esquina equivocada
y el trayecto se le hizo largo.

Exhausto de latir en una sola dirección,
sabe que la llovizna, pertinaz,
aún no sacia su sed
de llanto

y que también aún persisten las dudas.

lpo.