martes, 25 de septiembre de 2012

Algo de Mi.



Algo de mi chorrea de sus manos en mudo raudal,
destila de su mirada en serena melancolía.

Suaviza su piel,
la pone nerviosa,
ocupa su agenda,
violenta sus esquemas.

Le ofrece algo nuevo ya conocido
que la deja pasmada y absorta.

Invade su intimidad,
se anida en su vestido,
hiere sus entrañas.

Algo de mi aflora triunfante con sus besos.

lpo.

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Vuelve.






Vuelve
aunque la rabia del viento
presagie excitantes marejadas.

Ojalá el estío queme sus hojas,
ojalá los caminos se deerritan,
ojalá la luna lo ponga en dudas,

pero vuelve.

Ocupa el primer asiento
del primer autobús
expreso.

Ahuyenta la sordidez del pasado,
violenta la luz de advertencia,

haz tú equipaje.

lpo.

jueves, 13 de septiembre de 2012

Claroscuro.



Con sutil destreza desenreda mis ansias
antes del presagio de la aurora,
y las tiende, hilo a hilo, con hilachas de viento
en el cordel de la madrugada.

Las dudas vuelan como labios errantes
con la prisa de su parsimonia,
se desprenden de su inconsciencia
dejando un amargo sabor

a destierro.

Nuestro mar se evapora, lentamente,
en los secaderos del día
y en la incertidumbre del claroscuro
no llega la noche

ni termina la tarde.

Se escuchan los gemidos de las horas,
agonizan a plena intemperie
y el tiempo muere

a destiempo.

lpo.